Este 10 de mayo se celebra el Día Mundial del Lupus. Rendimos homenaje a nuestros queridos pacientes que luchan día a día contra esta enfermedad.

El lupus se encuadra dentro de las enfermedades autoinmunes, el sistema inmunológico se “confunde” y no diferencia entre las partículas extrañas (antígenos) y las propias células o tejidos, y produce anticuerpos en contra de “sí mismo”. A estos anticuerpos se les llama “autoanticuerpos” y son los responsables de la enfermedad.
Se trata de una enfermedad sistémica. Esto quiere decir que puede afectar a muchos órganos: piel, articulaciones, riñones, corazón, pulmones, etc., pero la mitad de los pacientes con lupus tienen afectación casi exclusiva de la piel y las articulaciones. Así, la enfermedad frecuentemente exhibe –en la nariz y las mejillas– un eritema con forma de alas de mariposa.
Cursa a modo de brotes, hay tratamientos que controlan la actividad de la enfermedad, no se cura, pero se puede mantener inactiva sin tratamiento.

Puedes encontrar más información en inforeuma.com