Seleccionar página

A raíz de las altas temperaturas que se registran actualmente en el país, el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social insta a la población extremar todos los cuidados para evitar descompensaciones.

Mantener el cuerpo hidratado es la principal medida. Beber más agua más que de costumbre y no esperar a tener sed. Se aconseja ingerir agua cada 15 a 20 minutos de forma a impedir la deshidratación. El consumo diario del vital líquido debe ser de 2 a 3 litros.

La falta de agua puede producir en el organismo, además de la deshidratación, dolor de cabeza, mareos, náuseas y calambres. También puede generar incremento del nivel de glucemia (azúcar en sangre), en el caso de los diabéticos, ocasionando descompensación y desequilibrio del nivel de presión arterial.

Para los días calurosos se sugiere una alimentación a base de frutas y verduras, evitando comidas muy calóricas como las frituras.

Se aconseja no exponerse al sol en el horario de 10:00 a 17:00, considerado pico, puesto que los rayos ultravioletas son más intensos; tampoco es recomendable permanecer en lugares cerrados sin ventilación.

Síntomas de alerta

Las personas que presentan mareos, náuseas, escalofríos o desvanecimiento y pérdida de conocimiento, requieren atención médica urgente, por lo que deben recurrir al servicio de salud más cercano.

La cartera sanitaria enfatiza la importancia de prestar mayor atención a los grupos vulnerables: niñas, niños, ancianos, personas con obesidad y que estén bajo medicación, principalmente por problemas cardíacos.

Fuente Ministerio de Salud Paraguay